La prostiticion prostitutas la linea

la prostiticion prostitutas la linea

Creo que ya va siendo hora de llamar a las cosas por su nombre. Las prostitutas cargan con el rechazo social, con la indefensión ante situaciones extremas de violencia, con la falta de reconocimiento por parte de los Estados.

Y lo que no puede ser es que hayamos estado mirando hacia otro lado desde que las putas lo son, es decir, desde el principio de los tiempos. La doble moral con la que nos manejamos en la mayor parte de las sociedades occidentales debería sonrojarnos. El objetivo era reivindicar su condición de mujeres y de madres, la custodia de sus hijos; denunciar la discriminación y persecución social; y acabar con la violencia machista.

Estas mujeres trabajaban en un barrio periférico de Ciudad de Guatemala llamado La Línea. A ambos lados de una vía de tren se fueron construyendo casas bajas de muy mala calidad.

Cada casa se reduce a unos pocos metros cuadrados en los que, también, las prostitutas atienden a los clientes. Violencia, pobreza, falta de cultura, infraestructuras lamentables Valeria, Marina, La China o el entrenador Kimberly, son algunas de las personas que participaron en el proyecto y que, lógicamente, intervienen en el documental de Chema Rodríguez.

No hace falta decir que la importancia deportiva es nula. Las putas de La Línea. Estrellas de La Línea. Kimberly, a su manera, les hacía hincapié en lo importante del partido: Han pasado cuatro años desde aquello. Kimberly recuerda esas escenas y le da gracia, se ríe con esa voz dulzona que sale de esa garganta acartonada.

Las historias son tristes, porque son tristes, pero también tenía un poco de gracia, no todo es tristeza. No en vano fue ese sabor. Lo extrovertida le sirvió para llamar la atención de los plató de televisión en España y salir en entrevistas. Ella se sentía como una diva. Le pregunto si el regreso, por aquello de la fama, no le resultó duro. Al regreso de Europa, y tras el estreno en Guatemala, las llamadas no faltaron, las muestras de apoyo, los autógrafos.

El de Kimberly era hacer un desfile de modas. Al rato todos querían colaborar, pero cuando vimos la realidad ya fue poco, ya no les pareció. Pero su decepción no ha sido para tanto. Esa ha sido su suerte y Kimberly lo sabe. Me dice que no puede hablar por todas las Estrellas, que eso no sería justo, que vaya y que se lo pregunte a ellas. Le digo que bueno. Pero a Kimberly le cuesta guardar silencio y sus opiniones sobre lo que le dejó la película que en su momento la hizo famosa.

Hay otras que no, hay gente que trabaja en otros lados de prostitutas. Hay una que se llama Kim y de cobrar veinte ahora cobra sesenta quetzales. Le subió el precio a su culo.

No dejaron de ser putas, lo que cambió fue el precio. El celular aplastado y gris de Kimberly suena. Le llama un muchacho, que dice trabajar para el Ministerio de Cultura y Deportes.

Cuelga con una mueca de desconcierto. Fue un partido benéfico. Las Estrellas perdieron, como casi siempre. Su primera vez en Guatemala fue hace quince años, como hippie. Ese era el plan, pero llegaron solo a Guatemala. Ahí se quedaron, por decisión propia, vendieron el carro a un dólar y luego plastificaron el billete como recuerdo.

Chema es español, de Sevilla, y pudo entrar en La Línea a mediados de Hacía un par de años, durante una de sus constantes visitas a Guatemala, que la idea le rondaba la mente, pero nunca había tenido la oportunidad de entrar al sórdido ambiente que rodea La Línea.

Lo consiguió con la venia de un grupo de pandilleros con los que trabajaba para hacer un libro. Eran de la mara Salvatrucha, como los que mandaban en La Línea, y eso fue suficiente para autorizar que un grupo ajeno a aquel mundo llegara a preguntar, a grabar, a provocar una película.

Esta historia comenzó en un bar. Aquella propuesta se quedó en el club. Después de haber montado documentales para la Televisión Española, Chema, periodista y escritor, regresó a Guatemala. El rodaje comenzó en agosto de , luego de meses de entrevistas que se habían realizado un año antes con las prostitutas interesadas, tras ese primer contacto en Los entrenamientos los dirigió Kimberly.

Chema dirigía el documental. Hubo dos guatemaltecos de apoyo, uno como camarógrafo, René Soza, y otro que completaba información, Andrés Zepeda, periodista y columnista de El Periódico. El primer partido fue el 18 de septiembre de El equipo de las Estrellas de La Línea fue inscrito para jugar un torneo en las canchas de Futeca, en la Zona 14 de la capital. Jugaron un solo partido porque, luego de perder, el gerente del lugar las echó.

El partido fue el inicio del revuelo. Comentarios, acusaciones, críticas, vinieron inmediatamente. Un articulista de El Periódico, Jorge Palmieri, se convirtió en el enemigo del proyecto.

Lo de Futeca salió mejor de lo que esperaban los realizadores. Sabían que habría polémica, pero no se imaginaron que tanta. Era perfecto para sus fines. Una relación simbiótica en la que ganaban todos: Chema y su equipo, escenas para su documental; notoriedad en sus reivindicaciones, para las putas. La idea se la sugerimos nosotros, pero la historia es suya. Kimberly me dijo que podía encontrarla entre la Valeria, me dijo Kimberly, cobraba ahora entre y quetzales, algo así como entre 40 y 53 dólares.

La vida en la Zona 9 comienza a las 9 de la noche. El espacio comprimido entre la Hombres y mujeres que venden su cuerpo se pasean, se detienen y caminan hacia los autos cuando hay suerte. Ella se llama Valeria. Antes de que a Chema se le ocurrió visitar La Línea, a Valeria ya se le había cruzado la idea de protestar frente al Palacio de Gobierno en el centro de la ciudad. Un nuevo asesinato en La Línea, otra prostituta muerta, era razón suficiente, pensaba ella.

Así, Valeria comunicó varias cosas de interés. Informó sobre el fin de la gira de varios partidos por Guatemala solo ganaron uno a principios de octubre de Comentó el sonado partido contra Las Chicas Poderosas, un equipo de prostitutas de El Salvador, jugado en Soyapango el 10 de octubre de ese año, y que las Estrellas ganaron por , donde la entrada costó 35 centavos de dólar. También fue quien firmó la carta que las Estrellas enviaron como respuesta a Palmieri, el periodista crítico.

Valeria le decía que eran pobres pero no sucias, que cada vez que un cliente se marchaba lavaban sus pequeños cuartos con agua y creolina. Ese era la Valeria del documental. Enérgica y nada medida para decir lo que pensaba. Esa no fue la Valeria que me contestó el celular una tarde en Guatemala. Me dijo que la disculpara, que ya había tenido suficiente con la película. Valeria seguía de prostituta y su madre, en El Salvador, se había enterado de los testimonios que su hija dio para que salieran en el cine, y eso le costó que la alejaran de sus hijos.

Prefiero hablar así por teléfono. Lo que pasó fue bonito, pero ya pasó. Beatriz, que en realidad se llama Verónica, tiene el pelo largo, negro con rayos rubios uniformes a cada mecha. Es nicaragüense, pero vive en Guatemala. Le tomó de sorpresa cuando los españoles que llegaron a La Línea le dijeron que iba a salir en la película. Tuvo un papel pequeño. Me encuentro con Beatriz luego de tomarme un café con Kimberly.

Es de noche y estamos en la céntrica plaza de la fuente en la capital chapina. Un par de gays se pasean de la mano. Hay varios grupos en las esquinas, desde la tarde. Beatriz se sienta en el muro de ladrillo que rodea la fuente.

En mi caso participé porque quise hacerlo. Porque eso no me ha sacado de pobre y no me soluciona los problemas económicos que he tenido. Me abrió las puertas en ciertas cosas, como publicidad. A la organización le surgió la idea de que para trabajar con trabajadoras del sexo había que haber estado en ese zapato. La historia de Beatriz sigue ligada a La Línea aunque ya no sea prostituta.

La contrató la Fundación Marco Antonio, la misma donde trabaja Kimberly. Beatriz dejó La Línea hace dos años, justo después del estreno de la película. Se metió de puta y pasó ahí tres años. Dice que necesitaba mantener como fuera a sus ocho hijos: Llegamos antes del mediodía y en La Línea borbotea la actividad. Es una senda de un solo carril, por donde pasan carros, motos y patrullas policiales a 20 kilómetros por hora. Los clientes son todos hombres, pequeños, enjutos, morenos, jóvenes y viejos, con sus mochilas al hombro.

Pero ahí no pasan buses. Estamos en la intersección de la 9. En ambas esquinas hay dos quioscos con el emblema de la municipalidad.

En realidad los orines caen en la calle, amarillos por las cunetas, y las latas solo sirven para mantener cubierto a quien los expide. En los cuartos de las prostitutas no hay baños. A unos metros hay una pequeña cantina. Beatriz toca y la puerta se abre. Una mujer vestida con camisa de botones y pantalón nos mira extrañada, pero nos invita a pasar. La dueña se llama Hilda y es amiga de Beatriz.

Hilda comenta que son pocas las que todavía trabajan ahí; Evelyn dice que a ella no la tomaron en cuenta cuando se hizo la película. Les pregunto por la Línea, por cómo se lleva eso de trabajar ahí.

El objetivo era reivindicar su condición de mujeres y de madres, la custodia de sus hijos; denunciar la discriminación y persecución social; y acabar con la violencia machista. Estas mujeres trabajaban en un barrio periférico de Ciudad de Guatemala llamado La Línea. A ambos lados de una vía de tren se fueron construyendo casas bajas de muy mala calidad. Cada casa se reduce a unos pocos metros cuadrados en los que, también, las prostitutas atienden a los clientes.

Violencia, pobreza, falta de cultura, infraestructuras lamentables Valeria, Marina, La China o el entrenador Kimberly, son algunas de las personas que participaron en el proyecto y que, lógicamente, intervienen en el documental de Chema Rodríguez.

No hace falta decir que la importancia deportiva es nula. La amplia mayoría responden favorablemente. La lista de precios. Aunque entiende que su acercamiento 'new-age' sic a la prostitución puede ser difícil de comprender, la autora firma que le encanta sentir el subidón de su trabajo: Después de acostarme con entre 5 y 12 clientes a la noche te alimentas de su energía.

Es seguro y muy divertido. Eso sí, brothelgirl admite en otro momento que echa de menos ciertas interacciones con el otro sexo, aunque no se refiere exactamente a salir a cenar: En Titania Compañía Editorial, S. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

Alma, Corazón, Vida Viajes. Barnés Contacta al autor. Tiempo de lectura 6 min. Por Miguel Ayuso Sexo en los hoteles de 5 estrellas: Los principales teóricos del comunismo se oponían a la prostitución. El término " mujeres de consuelo " se convirtió en un eufemismo para entre A finales del siglo XX emergió el turismo sexual como un aspecto controvertido del turismo occidental y la globalización.

Una vez un cliente contacta, el sexo se da en el coche del cliente, en un lugar apartado en la calle o en una habitación alquilada. Los hoteles habituales alquilan habitaciones por horas. En Venezuela son conocidas con el nombre de caminadoras. Los términos burdel , lupanar , prostíbulo y mancebía designan uno de los tipos de lugar en donde se practica la prostitución. En algunos casos en el establecimiento no hay ninguna relación formal entre la prostituta y el local.

Por costumbre, los clientes van a sabiendas de la alta concentración de prostitutas, y viceversa. En otros casos, el local y la prostituta tienen una relación establecida entre ambos, a cambio de un salario mínimo o de una comisión en las bebidas que le invitan. Ella debe cumplir con un mínimo de normas de la casa, como por ejemplo ir a "trabajar" un mínimo de días a la semana y cumplir con un horario mínimo. En ambos casos la prostituta termina su jornada en cuanto consigue un cliente dispuesto a contratar sus servicios.

Las relaciones sexuales generalmente se realizan en los mismos apartados en los que se practican los masajes, aunque es posible efectuar tratos para llevar el servicio fuera del local. En estos casos, al igual que en los bares, el local recibe una compensación para que el masajista pueda retirarse o se considera como " comisión de servicio ", por los que el local establece una tarifa mayor. En algunas grandes ciudades los burdeles se concentran en los llamados barrios rojos.

Zonas establecidas donde se tolera la prostitución. En este caso, los servicios sexuales pueden darse en el domicilio del cliente o una habitación de hotel, o bien en el domicilio de la escort. Las escort pueden ser independientes o trabajar para una agencia. Los servicios se suelen publicitar en Internet, en publicaciones regionales o guías telefónicas.

El turismo sexual consiste en viajar con el fin de tener relaciones sexuales con prostitutas o participar en otras actividades sexuales. Entre las razones por las que se recurre al turismo sexual se cuentan: Frecuentemente se trata de un fenómeno relacionado con la inmigración ilegal donde las mafias operan para secuestrar y vender a estas personas a otros países para prostituirse.

Esta oficina define, en su generalidad, la trata de personas como la acción de captar, transportar, trasladar, acoger o recibir personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción , al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra con fines de explotación.

La llamada prostitución infantil consiste en la utilización de menores de edad con fines de prostitución. La mayoría de las prostitutas son víctimas de agresiones físicas o violaciones. Las diversas posiciones se agrupan en torno a tres grupos pincipales: El prohibicionismo consiste en perseguir la prostitución en todos sus aspectos. Considera la prostitución como una actividad inmoral y tanto las prostitutas como los clientes son considerados como criminales.

Las posiciones regulacionistas buscan regular la prostitución como una profesión legítima. La defensa del regulacionismo se da desde distintas corrientes de pensamiento liberales , progresistas y feministas. Desde un punto de vista liberal se puede considerar que prohibir la prostitución supone limitar la libertad individual de prostitutas, proxenetas y clientes.

Desde un punto de vista progresista se argumenta que, aunque la prostitución pueda no ser deseable, la prohibición no consigue que la prostitución desaparezca, sino que empuja a las prostitutas a una clandestinidad en la que sus condiciones de vida empeoran. El abolicionismo considera la prostitución como una forma de violencia contra la mujer que debe ser abolida por completo.

Por lo tanto, la prostituta no es vista como una criminal, sino como una víctima de explotación; mientras que los clientes y proxenetas son vistos como explotadores. El modelo nórdico, vigente en Suecia , Noruega e Islandia , es el reference legal actual de esta posición, ya que ilegaliza comprar sexo, pero no venderlo.

De forma que se persigue a los clientes para reducir la demanda y no a las prostitutas. Por regla general, las religiones que rechazan el sexo sin intención reproductiva condenan abiertamente la prostitución, aunque su actitud hacia las prostitutas puede estar sujeta a cambios a lo largo de la historia.

La Iglesia católica , después de haber pasado por etapas de intransigencia total hacia las prostitutas, ahora incluso las considera sometidas a una forma de esclavitud de la que deben ser liberadas. El Papa, la iglesia y las señales del tiempo , el Papa Benedicto XVI admite el uso de preservativos en determinados usos como, por ejemplo, la prostitución. Las posiciones y leyes sobre la prostitución varían ampliamente en diferentes países, reflejando distintas visiones de la victimización, explotación social , explotación laboral , desigualdad social , roles de género , igualdad de género , ética y moralidad , libertad de elección y normas sociales.

Actualmente, la prostitución es completamente ilegal en la mayoría de países. Los aspectos perseguidos y las penas varían notablemente, pudiendo ir desde la infracción administrativa con multa hasta la persecución penal con penas de prisión o incluso muerte.

En otros casos, la prostitución no es ilegal, pero sí el proxenetismo. En otros casos, la prostitución puede ser considerada una forma de explotación a abolir.

la prostiticion prostitutas la linea Consultado el 21 de mayo de Consultado el 1 de junio de En este caso, los servicios sexuales pueden darse en el domicilio del cliente o una habitación de hotel, o bien en el domicilio de la escort. La llamada que recibió hace dos días Kimberly fue para ese partido en Patulul, un partido al que solo asistió Vilma de aquel equipo original. Una de ellas, la que se toma botellines de aguardiente sin pestañear, me dice que la acompañe, que gustosa me muestra su cuarto. La manera sabia y entendida de manejar el caso prostitas prostitutas en las calles dos prostitutas fortaleció en gran manera la fe del pueblo en Salomón como el sucesor adecuado de David en el trono de Israel. En su nueva serie de fotografías, titulada "La línea", Andrea Aragón nos presenta un trazo entre el bien, el mal y sus zonas de conflicto.

0 thoughts on “La prostiticion prostitutas la linea”

    -->

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *